Desde el Análisis Genético KDNA Genomics Runner, se informa acerca de la influencia de la composición genética del deportista, en cuanto a su susceptibilidad personal a presentar un mayor o menor % de Fibras Musculares Rápidas o Lentas. La diferente composición y distribución de las fibras musculares, va a estar regulada por factores genéticos, que son los que determinan cuales son las neuronas motoras que van a inervar cada una de estas fibras. Esto va a determinar también, que sea en la distribución o porcentaje de este tipo de fibras en los diferentes músculos, donde se produzca la variación.  Es decir,  cada músculo va a contener fibras musculares de los dos tipos principales existentes, pero todos los deportistas no van a presentar una misma distribución (%) de las mismas. La presencia de un mayor porcentaje de fibras musculares lentas (según composición genética) va a estar asociada en conjunto, con un menor gasto energético en esfuerzos físicos de larga duración, lo que a su vez va a  implicar que pueda tener lugar una mejor eficiencia energética. Mientras que la presencia de un mayor porcentaje de fibras musculares rápidas (según composición genética) va a estar asociada en conjunto, con:
  • Mayor adaptación para producir energía a partir del glucógeno en ausencia de oxigeno (vía metabólica anaeróbica).
  • Mayor capacidad de hipertrofia muscular que las de contracción lenta.
No obstante, el que el deportista posea un mayor porcentaje de fibras de uno u otro tipo, si bien le puede beneficiar, no va a ser garantía de que por ello se convierta en un deportista de élite en una determinada disciplina.

Contacto
close slider