Desde el Análisis Genético KDNA Genomics Runner, se informa de la influencia de la composición genética del deportista, en cuanto a su susceptibilidad personal a tener una mayor o menor tendencia a la Obesidad. El sobrepeso y la obesidad (con importante componente genético) son términos de carácter médico y hacen referencia a un acumulo excesivo de grasa. Están directamente relacionados con un efecto perjudicial para la salud, dado que son un importante factor de riesgo de procesos patológicos como enfermedades cardiovasculares y metabólicas. En esta línea señalar que el IMC (índice de masa corporal) es el indicador que se utiliza con más frecuencia, para establecer la existencia de sobrepeso u obesidad, estableciendo una relación entre el peso y la talla. Se calcula efectuando el cociente, entre el peso de la persona en Kg y su talla en metros al cuadrado, habiéndose establecido que:
  • Un IMC superior a 25 se considera sobrepeso.
  • Un IMC superior a 30 se considera obesidad.
Entre el 40-70% de la variación entre individuos en el peso corporal, se atribuye a causas genéticas. Por otra parte es recomendable no basar la estrategia de adelgazamiento solamente en el ejercicio, sino que además este deberá ir acompañado de la adquisición de hábitos higiénicos saludables, ocupando entre ellos un lugar fundamental la necesidad de llevar una dieta equilibrada.

Centro de preferencias de privacidad

Contacto
close slider