Desde el Análisis Genético KDNA Genomics Runner, se informa acerca de la influencia de la composición genética del deportista, en cuanto a su susceptibilidad personal a convertir sus Fibras Musculares Rápidas en Fibras Musculares Lentas, como resultado de la respuesta adaptativa que se produce ante un entrenamiento de resistencia aeróbica de intensidad sub-máxima. Cada músculo va a contener fibras musculares de los dos principales tipos existentes (rápidas y lentas), pero todos los deportistas no van a presentar una misma composición y distribución (%) de las mismas, puesto que ambas van a estar reguladas por factores genéticos. De forma que, al igual que existe esta tendencia genética individual en cuanto a la composición (%) de las fibras musculares, también va a existir una tendencia genética para la conversión (funcional) de fibras rápidas en fibras lentas, como respuesta a un entrenamiento de resistencia aeróbica. Por otra parte, vemos que durante el entrenamiento y ante una elevada demanda de O2 derivada de un intenso ejercicio, se produce en el deportista una disminución de oxígeno a nivel celular. Aspecto este, que va a dar lugar a que se produzca en el organismo una respuesta adaptativa compensatoria. De modo que una de las consecuencias de este entrenamiento de resistencia es que se pueda producir una transformación funcional de fibras rápidas en fibras lentas (al revés no se ha descrito), lo que aumentará la capacidad oxidativa del deportista y le permitirá mejorar su rendimiento aeróbico. Si bien por el contrario, esta conversión funcional de fibras le puede suponer perder parte de su velocidad y explosividad. .

Contacto
close slider