Desde el Análisis Genético KDNA Genomics Runner, se informa acerca de la influencia de la composición genética del deportista, en cuanto a su susceptibilidad personal a disminuir su Frecuencia Cardiaca en reposo, como resultado de la respuesta adaptativa que se produce ante un entrenamiento de resistencia aeróbica de intensidad sub-máxima. La Frecuencia Cardíaca (FC) se define como el número de contracciones o latidos del corazón por minuto. Se utiliza normalmente en el ejercicio físico como un indicador fisiológico de la función cardíaca. La actividad física es la estrategia no farmacológica más eficaz para disminuir la Frecuencia Cardiaca, tanto en reposo, como durante el ejercicio físico a una intensidad submáxima. La disminución de la FC, es una de las principales consecuencias de las adaptaciones cardiovasculares inducidas por el ejercicio aeróbico de larga duración y supone un factor de gran influencia en la capacidad de resistencia del deportista. La FC contribuye en gran medida a proporcionar al deportista el aumento del flujo sanguíneo hacia la musculatura activa, que este precisa durante la actividad física. Favoreciendo así el que se produzca una mejora en el aporte de oxígeno y nutrientes a todos los tejidos y en particular a dicha musculatura. Se ha constatado como durante el ejercicio físico, la frecuencia cardiaca se va a incrementar más rápido en los individuos de corte sedentario, que en los atletas de resistencia aeróbica adecuadamente entrenados. Por lo que se ha descrito, como ante un consumo similar de oxigeno durante la actividad física, la frecuencia cardiaca del atleta de corte aeróbico, será significativamente más baja que la de una persona con un perfil más sedentario.

Contacto
close slider