Desde el Análisis Genético KDNA Genomics Runner, se informa acerca de la influencia de la composición genética del deportista, en cuanto a su susceptibilidad personal a aumentar el tamaño de su Ventrículo Izquierdo, como resultado de la respuesta adaptativa que se produce ante un entrenamiento de resistencia aeróbica de intensidad sub-máxima. La hipertrofia ventricular izquierda es una de las principales adaptaciones cardiovasculares inducidas por el entrenamiento de resistencia aeróbica (según composición genética) y supone un factor de influencia en la capacidad de resistencia del deportista. Esto es debido a que fruto de la adaptación que experimenta el corazón del deportista ante la diferente intensidad de las cargas de entrenamiento, se va a producir una hipertrofia cardíaca moderada, que va a suponer para el mismo una importante mejora en su rendimiento. Por otra parte, este crecimiento moderado de la pared cardíaca, va a ejercer un efecto positivo en la circulación coronaria (propia del corazón). Esto ocurre, dado que dicha hipertrofia suele estar asociada a un mayor aumento de la densidad capilar del corazón y de la capacidad de dilatación de las arterias coronarias, contribuyendo así a mejorar el riego sanguíneo en el corazón del deportista y por lo tanto la salud cardiovascular del mismo. Así mismo va a contribuir también a que se produzca tanto en reposo, como durante el ejercicio a intensidades sub-máximas, una disminución de la frecuencia cardíaca del deportista (según composición genética). Siendo la misma más acentuada y duradera, cuanto mayor sea el nivel de entrenamiento del mismo.

Centro de preferencias de privacidad

Contacto
close slider