Desde el Análisis Genético KDNA Genomics Runner, se informa acerca de la influencia de la composición genética del deportista, en cuanto a su susceptibilidad personal a mejorar su Umbral de Lactato (OBLA), con un entrenamiento de resistencia de intensidad sub-máxima. El ser humano precisa de la presencia del ácido láctico para su uso funcional, por lo que a partir de la descomposición del glucógeno, va a producirlo de forma natural en las células musculares. Si bien el proceso de formación de ácido láctico puede darse tanto en un estado de reposo, como realizando ejercicio a baja intensidad, vemos que cuando el deportista aumenta la intensidad de su esfuerzo por encima del 2º Umbral de lactato, este comenzará a acumularse al no dar tiempo al organismo a eliminarlo o a reutilizarlo (en forma de piruvato), a través del metabolismo aeróbico y así obtener más energía. La medición del lactato en sangre va a permitir calcular de forma individual, la intensidad de la carga de trabajo a introducir en el entrenamiento del deportista y de esta forma evitar que se ejercite en demasía por encima del  citado 2º umbral de lactato y se produzca y acumule un exceso del mismo (fatiga/acidosis metabólica). Un aumento del umbral de lactato va a suponer un factor de gran influencia en la capacidad de resistencia aeróbica del atleta, ya que frecuentemente suele ser valorado como el reflejo del efecto positivo que produce el entrenamiento de resistencia.

Centro de preferencias de privacidad

Contacto
close slider