Desde el Análisis Genético KDNA Genomics Runner, se informa acerca de la influencia de la composición genética del deportista, en cuanto a su susceptibilidad personal a mejorar su VO2 máx. (potencia aeróbica), como resultado de la respuesta adaptativa que se produce ante un entrenamiento de intensidad media-moderada. El VO2 máx., se define como la variable que refleja el consumo máximo de oxígeno durante el ejercicio físico. Determina por lo tanto la potencia aeróbica del deportista, indicando el nivel máximo de oxígeno que puede ser captado y empleado por sus músculos para la obtención de la energía necesaria por medio de vías oxidativas (aeróbicas). Va a estar limitado fundamentalmente, por la capacidad del sistema cardiorrespiratorio de transportar el oxígeno a la musculatura activa y en un menor grado por la capacidad del músculo esquelético de utilizar el mismo. Si bien tradicionalmente el VO2 máx. ha sido considerado como el factor más influyente en el rendimiento del deportista de resistencia, hoy en día está admitido por todos que el % de VO2 máx., que se pueda utilizar durante el ejercicio, es un indicador mucho más determinante que aquel para el deportista. Un 50% del VO2 máx. va a depender fundamentalmente de factores cardiovasculares determinados genéticamente (heredabilidad), mientras que el resto vendrá dado como respuesta al entrenamiento. Su incremento suele ser valorado frecuentemente, como el reflejo del efecto positivo que produce el entrenamiento de resistencia aeróbica. Los atletas de alto rendimiento en disciplinas deportivas de carácter aeróbico, consiguen mantener su esfuerzo físico durante prolongados espacios de tiempo, en cifras que oscilan alrededor del 80-85% de su VO2 máx.

Contacto
close slider