Desde el Análisis Genético KDNA Genomics Runner, se informa de la influencia de la composición genética del deportista, en cuanto a su susceptibilidad personal a padecer una Fractura por Sobrecarga o Estrés. Este tipo de fracturas son lesiones consideradas de sobreuso y bastante frecuentes en los deportistas. Se producen por una repetición de microtraumatismos de pequeño impacto y por un desequilibrio entre el daño producido y el proceso de regeneración del tejido. Los impactos al entrenar se absorben en la zona cortical del hueso (parte más dura), en la que la remodelación del tejido óseo es más lenta. Por lo que cuando dichas fuerzas exceden esta capacidad de resistencia, los microtraumatismos que se producen durante el ejercicio, pueden llegar a producir una fractura ósea por sobrecarga o estrés. Las más frecuentes se corresponden, con fracturas de tibia, metatarsos y metatarsianos, sacro, fémur, etc. Estimamos que el conocimiento de la tendencia individual del deportista a  padecer las mismas puede ser también de interés, por el riesgo de lesión que puede representar la práctica de determinados ejercicios, como: carrera continua; series de velocidad; contacto con el suelo durante por ejemplo, una rutina de saltos (entrenamiento pliométrico);  algunos entrenamientos cruzados, etc.

Centro de preferencias de privacidad

Contacto
close slider