Desde el Análisis Genético KDNA Genomics Runner, se informa acerca de la influencia de la composición genética del deportista, en cuanto a su susceptibilidad personal a padecer una Tendinopatía Tibial. El tendón tibial posterior, situado en la parte posterior del pie, está diseñado para soportar, por ejemplo en la carrera a pie, importantes cargas tensionales, debido a su función de sostén para evitar la pronación del arco interior del pie (interviene en la amortiguación de la pisada), así como en la fase de impulsión junto con el tendón de Aquiles. En el caso del deportista, la tendinopatía del tibial posterior se puede considerar una lesión de sobreuso relacionada directamente con la propia pisada. Si bien también se presenta con cierta frecuencia en no deportistas, como puede ser en personas son sobrepeso.

Centro de preferencias de privacidad

Contacto
close slider