Desde el Análisis Genético KDNA Genomics Cyclist, se informa acerca de la influencia de la composición genética del deportista, en cuanto a su susceptibilidad personal a presentar un mayor o menor Rendimiento Físico en altura, en una situación de Hipoxia Atmosférica. Se ha constatado como el rendimiento físico en altura, en una situación de Hipoxia Atmosférica y sin una aclimatación previa, va a verse siempre disminuido (según composición genética), al parecer también por mecanismos diferentes e independientes al de la reducción del VO2 máx. Por otra parte, para un deportista realizar un entrenamiento en hipoxia (simulada o real), conlleva que se produzca una respuesta adaptativa compensatoria en su organismo, tanto a nivel cardiovascular y respiratorio, como muscular (metabólica y/o enzimática), que le va a permitir obtener una mayor eficiencia energética durante el esfuerzo y por lo tanto aumentar su rendimiento. No obstante, se recomienda que este entrenamiento en hipoxia (simulada o real), se realice siempre bajo la supervisión de un experto en la materia, que contribuya a que el deportista pueda obtener una notable mejora en su rendimiento aeróbico. Evitando o minimizando a la vez, los efectos adversos que suele presentar en ocasiones este tipo de entrenamientos, sobre todo cuando se realizan de forma prolongada.

Contacto
close slider