Desde el Análisis Genético KDNA Genomics Runner, se informa acerca de la influencia de la composición genética del deportista, en cuanto a su susceptibilidad personal a presentar una mayor o menor Captación y Consumo de Glucosa en el musculo, lo que va a repercutir en su rendimiento físico. Los hidratos de carbono o glúcidos son la principal fuente energética del organismo (su aporte energético es de 4 kcal/gr), por lo que su déficit constituye una de las principales causas, tanto de la fatiga periférica, como de la disminución del rendimiento deportivo en el deportista. Por su importancia para el deportista y dentro del apartado de captación y consumo de glucosa en el músculo, vamos a referirnos especialmente a la glucosa y al glucógeno, dado que ambos están íntimamente relacionados con el aporte energético durante la actividad física. Glucosa: se caracteriza por ser una fuente energética que se utiliza bien directamente, al ser transportada a través del torrente sanguíneo a los tejidos o bien se convierte en grasa a modo de reserva de dicha energía. Así como por almacenarse en el músculo y en el hígado de forma de depósitos de glucógeno, elemento este de vital importancia desde el punto de vista del suministro energético, sobre todo en ejercicios físicos de alta intensidad. Glucógeno: constituye la fuente principal de la energía proveniente de los hidratos de carbono, durante la actividad muscular no puede transformarse de nuevo en glucosa y pasar al torrente sanguíneo para su utilización fuera de los músculos, limitándose pues su actividad a la propia célula muscular donde se encuentra depositado. Se caracteriza por almacenarse formando depósitos en el músculo (aproximadamente el 80% del glucógeno total) e hígado.

Centro de preferencias de privacidad

Contacto
close slider