Desde el Análisis Genético KDNA Genomics Runner, se informa acerca de la influencia de la composición genética del deportista, en cuanto a su susceptibilidad personal a presentar un mayor o menor Consumo de Oxígeno en el músculo esquelético durante el ejercicio. Este análisis del consumo de oxígeno en el deportista, va a estar íntimamente ligado al concepto de la Eficiencia Energética al respecto de la utilización del mismo. Va a hacer referencia por tanto, al consumo relativo de oxígeno en una actividad física determinada (dicho de otra forma sería la parte de la energía química, que se transforma en energía mecánica). De tal manera, que cuanto menor sea este consumo de oxígeno, mejor será su eficiencia energética. En cuanto a la importancia que tiene un menor gasto energético durante el ejercicio, señalar que para que el deportista pueda desarrollar su actividad física del modo deseado, sus músculos van a precisar de un adecuado suministro energético. Por lo que un inferior consumo de oxígeno (mayor eficiencia energética del trabajo muscular), va a posibilitar que el deportista (según composición genética) pueda experimentar un mayor retraso en la aparición de la fatiga (por esta causa) y un mayor rendimiento deportivo, al ver aumentada su capacidad de competir durante prolongados espacios de tiempo. Además de una mejor eficiencia energética, un menor consumo de oxigeno va a suponer también un mayor retraso en el uso de las vías metabólicas glucolíticas anaeróbicas (siempre dependiendo de la intensidad del ejercicio) y por lo mismo, en la posible formación de elevados niveles de lactato.

Contacto
close slider