Desde el Análisis Genético KDNA Genomics Runner, se informa acerca de la influencia de la composición genética del deportista, en cuanto a su susceptibilidad personal a presentar un Menor Grado de Fatiga Muscular, en respuesta a ejercicios de alta intensidad y muy corta duración. La capacidad del deportista de realizar esfuerzos explosivos, de hasta aproximadamente 10-15 segundos (pura potencia), requiere de la energía generada por el sistema energético de los fosfágenos intramusculares (metabolismo aláctico). El metabolismo anaeróbico aláctico se caracteriza principalmente, porque para sintetizar ATP se utilizan los depósitos de Fosfocreatina, por lo que no da lugar a la producción de ácido láctico. Y porque produce mucha energía por unidad de tiempo, pero muy poca energía total. Tener (según composición genética) una superior capacidad de obtener energía a través de esta vía metabólica, puede suponer que el deportista pueda mantener intensas contracciones musculares durante más tiempo. De forma que, le permitan desarrollar una mayor potencia durante un corto espacio de tiempo y a la vez retrasar la aparición de la fatiga muscular.

Centro de preferencias de privacidad

Contacto
close slider